imagen: sin título. Beneyto

imagen: sin título. Beneyto
Óleo. sin título.(1983) Beneyto

dilluns, 13 de març de 2017

Rocío Biedma



 
Rocío Biedma es poeta. Ha escrito mucho, desde niña. Ahora encontramos sus versos dispersos en numerosas publicaciones literarias y ahora ha compilado sus versos en:

El vértigo de la libélula  Ed.Ópera Prima (2016), 2ª. Edición (2017)
 

Aleteo
Mi memoria se desdibuja
como la estela de la libélula
cuando emprende el vuelo


Antes de que publicara su primera obra, de su poesía han dicho:
…A Rocío, hay que felicitarle porque trasciende la realidad sobre la que se asienta un hacer poético –insisto, tan mayoritariamente repleto de sus propias vivencias y anhelos- para llevarla en vuelo en alas del hacer poético, de la creatividad literaria… Desde siempre me llamó la atención el buen ritmo y la musicalidad… Textos todos transidos de intimismo… Sorprende gratamente la riqueza de imágenes empleadas. Y es que aquí Rocío no sólo cuenta; también canta”.
Manuel Urbano (2005)

...Valoro tu capacidad para construir con el golpe a golpe de la vida, verso a verso, poemas atravesados de sentimiento y ternura, de compromiso con la vida y las personas, de amarga miel, de rabia contenida y desencanto desbordado. Te imagino con el detector de tu mirada, arqueóloga de la poesía, arañando con el mimo de la palabra los estratos superpuestos de la mentira hasta llegar a la verdad de la realidad.
José Román
…Me hace vibrar interiormente y hace que retroceda, para mirar con sumo cuidado qué es lo que ha querido decir, qué es lo que yo entiendo, qué es lo que ha dado de nuevo al mundo con su poema. Sólo se me ocurre una respuesta a esta pregunta: Gracias por escribir versos así”.
Reflexiones de una poeta amiga, de una lectora conmovida desde Alemania.
Pilar Baumeister Andreo

Y dejas tu silencio sonoro de nube rota en las manos sin mañana, llenando lunas rojas de versos azules, y ríos enamorados de cauce sin retorno que dibujan tu alma para siempre, Rocío.
Victoria Godoy

...Resuelves con soltura los requiebros que ha de dar el poeta para no caer en lo inmediato. Y así, con esa especie de levitación lírica, vas caminando entre sensaciones y deseos.
Pastor Bustamante Antonio
 


Esta poeta jienense ha escrito también prosa poética y es colaboradora habitual en diversas revistas como:
Álora la Bien Cercada (Álora), Claustro Poético y Alándalus (Jaén). Oriflama (El Escorial), Palabras Indiscretas (Calanda), En Sentido Figurado (Cádiz), Aldaba (Sevilla), Nueva Grecia (Sevilla), Luz Cultural (Sevilla), Mis Escritos (Buenos Aires), Capaces (Vizcaya-Madrid), Aguamarina (Leíoa, Vizcaya), Mujeres Escritoras de Jaén (Jaén), Azahar (Algeciras), Proverso (Madrid), etc.

A prologado los libros “Almutayab” de Gabriel Gil. “El Árbol de la vida” de José Manuel Pozo Indiano. “A la sombra de abril” de Paco Mateos y “El olivo y la rosa” de Juan Risueño.

Autora del Himno para el C.P. Alcalá Wenceslada de Jaén.

Con motivo del IV Centenario de la muerte de Miguel de Cervantes realizó el estudio “Cervantes y la poesía”, expuesto en el Ateneo de Jerez de la Frontera, en el I Encuentro “En un lugar de la Mancha” (Quintanar de la Orden) y fue publicado en el número 6 de la Revista Proverso (Madrid) y del Pregón Madrugada 2016 de la Cofradía de N.P. Jesús Nazareno de Jaén.

Galardonada con diversos Primeros Premios de poesía, entre los que destacamos:

XIX Villa de Mancha Real, V y VII Carta de Amor (Bailén), Tierra Andaluza (Casa de Córdoba y Cultura en Jaén), Dolores Ibarruri (Andújar), VII Certamen Antonio de Jaén (Arjonilla, Jaén), IV Certamen de Poesía Espejos de Agua (Linares), XX Certamen de Poesía Don Pedro de Estopiñan (Valencia).

Es miembro de la REME, UNEE, Mujeres Poetas del Mundo, Ateneo Blasco Ibáñez de Valencia, Aliar (Granada), Humanismo Solidario (Sevilla), Mujeres Artistas de Jaén, Grupo Literario Oliversando, etc.
Implicada con los Derechos Humanos, La no Violencia, Igualdad y Paz, es invitada habitual para Presentaciones y recitales y colabora en Diario Jaén y como declamadora en Radio y televisión con poemas propios y foráneos.
Mantiene el blog

He aquí un ejemplo de su poesía:

Amantes
De la piedra he podido aprender
que el corazón manda.
       (Miguel Ángel Contreras)

El día que me vaya,
me iré contigo,
a amarnos.
Te sentiré despacio,
invencible, insospechada,
como tú me has enseñado;
quedando en ti, sin preguntarte,
hasta perdernos en las huellas del cosmos.

Eres mi amante en volandas,
osario fiel
de encuentros rotundos,
y vuelves la cabeza cuando paso,
mirándome,
en este amor que inventamos.

Me doblegan tus hombros desnudos,
la luz despeñada de tus tirabuzones rubios,
tu cintura virtuosa,
esa mirada maternal y quieta,
tu nívea hechura,
la mudez de tus muros soterrados,
el agasajo de tus losas,
la aorta de tu memoria sostenida.

Me miras fijamente,
y siento que tu luz me besa los párpados,
penetrándolos.
Pertenezco a tus alturas,
donde se eternizan los mundos
en tus frutos de pájaros exactos.
Te oigo vivir, iluminada,
tan excelsa, tan arriba,
crecida noble,
clara como el agua que resbala,
por cerros y angosturas intemporales.

Cuando en las horas estallan tus campanas
tu efigie, honda y majestuosa
escala el cielo en una talla implacable.
La gravedad de tu albor flotante
tiene forma de soneto.
Y el aire te almizcla enamorado
prendido, por tu contorno galáctico.

Y mientras te desperezas
en un rapto de emoción,
tus pechos amamantan
los montes moteados de verde nácar,
y el color y tú,
esculpís una simbiosis de arcángeles,
que hiere con su belleza de lienzo,
mi alma, las fuerzas, los tiempos, la historia,
el aire…

Tu vientre
puro milagro:
pretil florido
de infinitud, de órganos tallados,
de enigmas y paisajes fractales
de laberintos corroídos,
de olivos y mármoles temblorosos,
de inciensos habitados.

Luego es de noche
y tú callas.
Y es entonces cuando el silencio clama
tu soledad herida.

Los astros se inclinan a rozarte.
Te besan las auroras con partículas de lirio
y tu secreto encastillado,
desnuda las calles
y tiembla de emoción la tilde
de este Jaén a la intemperie,
que te mira desde todos los ángulos.

Tomas forma de abrazo,
me acostumbras a vivir en ti,
y más te amo.

Por eso,
me iré contigo,
el día que me vaya,
a amarnos.
                                                  (A la Catedral de Jaén)

Rocío Biedma